Djokovic demasiado para Ferrer

By
Updated: May 17, 2014
20140517-011053.jpg

El serbio vence en tres sets (7-5, 4-6, 6-3) y se jugará el pase a la final con Milos Raonic.

David Ferrer tiró de garra pero no pudo con el número dos mundial. El potencial de Novak Djokovic fue insuperable para el alicantino, que lo dio todo en la pista central de Roma para conseguir el pase a unas nuevas semifinales de Masters 1.000. No tuvo suerte. Ferrer consiguió arrebatarle un set al serbio pero falló en el momento clave y Djokovic aprovechó sus ocasiones para comerle la moral al español.

Punto por punto. Golpe por golpe. El serbio demostró desde el inicio que ha superado por completo sus problemas en la muñeca, que le impidieron jugar el Mutua Madrid Open, y que está dispuesto a luchar por el título. Solo dio síntomas de flaqueza cuando se vio con 5-2 a favor y Ferrer soltó su «drive». Hasta ese momento, el alicantino se había visto cohibido por el juego del serbio. Desaprovechó tres bolas de break en el séptimo juego y se dio cuenta de que no tenía nada que perder.

Su reacción pilló desprevenido a Djokovic, que se encontró con un 5-5 cuando ya se veía con la primera manga en el bolsillo. Entonces volvió a ser él y resolvió sin problemas el primer set (7-5). Ferrer protestaba al juez de silla una bola y se empezaba a preocupar más por los elementos externos que por lo que ocurría en la pista.

La lluvia amenazaba con hacer su aparición mientras Djokovic ponía la directa hacia las semifinales. El serbio amenzaba con romper el servicio de Ferrer sin éxito en el segundo juego. El alicantino se lo devolvía en el séptimo y sí lo conseguía para colocarse por primera vez por delante (4-3). Volvía a hacer gala de su coraje y se aprovechaba de que los nervios se adueñaban de la raqueta de Djokovic para cerrar el segundo set (6-4).

Los fallos condenan a Ferrer
El español jugaba cada vez mejor hasta el accidente del cuarto juego. El alicantino cedía su saque pero, lejos de venirse abajo, recuperaba al momento el break perdido. De nuevo, capaz de lo mejor y de lo peor en pocos minutos. Djokovic no era ni de lejos el jugador que se vio en el primer set y Ferrer aprovechaba cada punto para apretar al serbio.

Pero Djokovic demostró en el tramo final por qué es el número dos del ranking ATP. El serbio forzó la máquina en el octavo juego y con una gran derecha a la línea conseguía un nuevo break que le abría la puerta de las semifinales. Mantuvo los nervios con su saque y cerró el partido con un 6-3 que le permite jugarse el pase a la final contra Milos Raonic. Por el otro lado del cuadro, el abadono de Tommy Haas clasificó a Grigor Dimitrov, que se verá las caras con Rafael Nadal o Andy Murray.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply