Super Fabio despide a Rafa

By
Updated: September 5, 2015
IMG_3364.JPG

Rafael Nadal tocó fondo un poco más. El español, Nº8 del mundo y ex-Nº1, perdió por primera vez en un Grand Slam tras tomar ventaja de 2-0 en sets, al caer por 3-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4 con el italiano Fabio Fognini (32º) en tercera ronda del US Open. Además, cortó otras rachas en su carrera. En cambio, el actual líder, Novak Djokovic, avanzó en tres parciales a octavos de final.

Ya en la madrugada del sábado, en un choque maratónico en el estadio Arthur Ashe, el principal del complejo de Flushing Meadows, Nadal vivió una noche para el olvido. Es que, con altibajos incluidos, logró hacer una valiosa diferencia y ponerse 2-0 frente a Fognini. Sabía el zurdo de Manacor que sus dos caídas ante el italiano habían sido precisamente esta temporada, pero no pudo ser presa otra vez de la audacia y los riesgos de su rival.

El español se adelantó 3-1 en el tercer capítulo y se pensó que era historia cerrada. Claro, no por sus vaivenes de este año, sí por su status histórico. Pero cedió un poco de terreno y careció de profundidad con la zurda y se le escapó un set. Ya cuando siguió padeciendo los riegos constantes del italiano y se fueron al quinto, las miradas de todos ponían en duda la continuidad de Nadal en el certamen que lo vio campeón en 2010 y 2013.

Precisamente, el nueve veces rey de Roland Garros volvía a Nueva York tras aquella conquista de hace dos años, porque en 2014 faltó por lesión. Otra vez quedó quiebre abajo en el comienzo del quinto, aunque se recuperó. Volvió a quedar en problemas y levantó cabeza. En realidad, fue muy parejo el decisivo set, con más roturas que servicios mantenidos, hasta que le puso el moño Fognini con el propio. En total, el vencedor tuvo 70 tiros ganadores y el perdedor, apenas 30. La balanza, invertida en errores no forzados, también producto de que el italiano arriesgó mucho más: cometió 57 y su rival, 18.

De esta manera, Nadal, que negó problemas con su equipo de trabajo, criticado en varios medios de su país, completó por primera vez en 10 años una temporada sin ganar ninguno de los cuatro torneos de Grand Slam. Además, desde 2005 que no jugaba cinco Majors consecutivos sin superar la barrera de los cuartos de final. Por eso, no fue una derrota más para un jugador que perdió iniciativa, punch y, sobre todo, confianza y soltura en su juego. El mismo que ya no defiende impecable, ni mucho menos.

Por lo tanto, Fognini jugará en la próxima fase con el español Feliciano López (18º), luego de su victoria en sets corridos sobre el canadiense Milos Raonic (10º sembrado).

Por la tarde, Djokovic volvió a ratificar su tendencia ganadora contra Andreas Seppi (25º del ranking), ya que se impuso por 6-3, 7-5 y 7-5 en el estadio principal, Arthur Ashe, y así le ganó los 11 choques personales. Sólo sufrió realmente en aquella remontada en Roland Garros 2012, tras estar 0-2 en sets.

Por su parte, el italiano no pudo igualar la hazaña de enero pasado, cuando en la misma rueda del Abierto de Australia cortó la idéntica desventaja de 0-10 en su historial ante el suizo Roger Federer (2º ATP). Esta vez, Seppi se volvió a quedar con las manos vacías frente a Djokovic y no le encontró la vuelta a la gran consistencia del dominador del circuito profesional. 

Con su ritmo habitual, con muchísima aceleración, mostrándose sólido de ambos lados, el serbio inclinó la cancha desde el vamos, en busca de su gran objetivo de conseguir tres de los cuatro títulos Majors de esta temporada, como ya lo hizo en su inolvidable 2011. Si lo logra, le volverá a quedar la espina clavada de París, con la diferencia de que este año llegó inclusive hasta la final.

Con el 77% de los puntos ganados con el servicio, Djokovic igual no impuso mucha superioridad en sus games de saque, conocida su gran capacidad a la hora de tener la devolución. De hecho, las únicas dudas las dejó en los cierres de los dos últimos sets, aunque los pudo ganar. El serbio sacó 5-4 en el tercero, pero falló y luego tuvo su desahogo en el quiebre siguiente, hasta sellar el triunfo por otro 7-5.

Por actualidad y esa “paternidad deportiva” sobre el italiano, la diferencia psicológica jugó su papel clave en determinados pasajes. Es cierto que Seppi le dio pelea, forzó con su veloz revés en varios momentos, pero la balanza, al fin de cuentas, se volcó hacia el líder mundial. Así, Djokovic volvió a pasar de ronda y sin ceder un set y se instaló al menos en la cuarta vuelta de los 26 últimos Grand Slam, serie que inició en Wimbledon 2009.

En octavos, entonces, el Nº1 del circuito se enfrentará con el español Roberto Bautista Agut (sembrado Nº23), quien pasó por el retiro del belga David Goffin (14º). El primero iba 1-2 en sets y 3-1 en el cuarto parcial cuando por lesión su rival dejó la cancha. Aumentó así a 13 la lista de abandonos entre los hombres en este certamen.

Otro español no la pasó bien: David Ferrer (7º), tras un parate clave en la gira de hard, cayó ante el francés Jeremy Chardy (27º), quien será el siguiente rival del campeón defensor, el croata Marin Cilic (9º).

En la quinta jornada avanzaron otros dos galos: Jo-Wilfried Tsonga (19º preclasificado) y Benoit Paire, que anda derecho en Nueva York. Ellos dirimirán una plaza para cuartos.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply